viernes, 26 de septiembre de 2008

artetunero: una introducción necesaria



Ya muchos conocerán que de sangre de Las Tunas están conformadas mis venas.

Entre 1989 y 2005, complementaba el desarrollo de mi obra artística con la de profesor de arte en la ciudad, una profesión sacrificada y arriesgada, pero que siempre ofrecí con pasión y entrega, con la mayor recompensa de poder entregar y compartir con los nuevos todo lo que tenía para dotarlos sobre todo de las herramientas, conocimientos, pensamiento crítico, apreciación visual y en parte carencias que había tenido en mi formación. De los estudiantes-amigos y de esa etapa siempre guardo buenos recuerdos y enorme satisfacción sobre todo de aquellos que han logrado más adelante labrarse una trayectoria artística creativa y personal. Del arte joven, virgen y menos contaminado espero siempre tener la misma opinión que entonces. Siempre será un arte transgresor e imprescindible, con nuevos retos y visiones. Ojalá este magazine sirva para promocionar y estimular el arte joven, ese que no ha llegado (por lo menos por el momento) a las grandes galerías y museos y no se mueve por los grandes circuitos del mercado del arte que por un lado permiten universalizar, "re-valorizar" y favorecer al artista y que por otro muchas veces desfavorece a la obra. Ya en la introducción del blog artetuyo que dedico a mi obra digital expuse mis consideraciones sobre el tema.

A Las Tunas, al arte joven tunero, dedicaré cada vez que pueda, una parte de este espacio para en lo posible reconocer el trabajo de aquellos que comienzan con energía y talento.

¡Mañana más!

Imagen:
Fuente de las Antillas. 1977, Rita Longa.
Fotografía: YOel Almaguer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada