sábado, 30 de agosto de 2008

¿El retrato en crisis?



He querido hacer un alto en el Especial BCN que estamos publicando en estos días en nuestro Magazine, para comentarles el interesante artículo "Las apariencias también engañan" de Francisco Calvo, aparecido en la edición de hoy del suplemento Babelia de EL PAÍS, a propósito de los criterios sobre una supuesta crisis del retrato en el arte: "no pocos especialistas académicos actuales afirman que el revolucionario arte de nuestra época ha acabado con el retrato, cuando, sin embargo, nunca antes como ahora se habían hecho más retratos según ese criterio artístico tradicional codificado en el Renacimiento, quizá porque basta con pulsar un botón automático"

En el artículo se repasan los cambios de ese género artístico a través de las diferentes épocas y movimientos artísticos, toca lo referente al siglo XX, en el que a pesar de tantos cambios considera que la esencia original se mantiene. Por otro lado, los nuevos medios y formas de expresión no han hecho otra cosa que consolidar su concepto inicial. En este sentido, quisiera subrayar un fragmento que considero esclarecedor: "...hasta hoy, la única revolución en el género del retrato, relación con el canon preestablecido, ha consistido en que todo el mundo tiene el derecho a ser retratado y puede ser retratado de cualquier manera; esto es: desde cualquier ángulo visual, a cualquier edad, en cualquier momento y situación".

Trata además muy acertadamente el actual empleo y manipulación por medios digitales: "quizás la auténtica crisis del retrato actual sea de naturaleza biológica, porque, cada vez más, la obsesión por componer una imagen que obtenga aprobación social nos lleva a toda suerte de arreglos químicos, quirúrgicos y genéticos"

Y este fragmento es muy concluyente: "... para explicarnos las cosas lo mejor posible en esta apasionante cuestión, habrá que aceptar que lo que está en crisis no es el retrato, sino, en todo caso, nosotros mismos, aunque todavía no sepamos a ciencia cierta adónde vamos a parar."

El texto de Francisco Calvo aparece junto a "El rostro extraviado" de Alberto Martín, otro interesante artículo sobre dos recientes libros del tema, ambos acompañados de una enriquecedora galería de la evolución del retrato del cual igual hemos escogido para la imagen de cabecera, uno de los más sublimes ejemplos de la historia del arte: el autoretrato de Durero, por tratarse de la visión interior del propio artista.

Por la claridad de los comentarios los invito a consultar el artículo completo. ¡Mañana más!

Enlaces relacionados
Las Apariencias engañan. Por Francisco Calvo Serraller
El rostro extraviado. Por Alberto Martín
Evolución del retrato. Fotogalería EL PAÍS


Imagen cabecera:
"Autorretrato", 1500. Alberto Durero (1471- 1528)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada